Ricoh GR10 Vs GR1s

Ricoh GR10 Vs GR1s

Artículo original en Emulsive.org

Reseña de la Ricoh GR10, y Vs GR1s

Por qué la Ricoh GR10

Hace un año estaba buscando la “cámara compacta definitiva de película”, la serie Ricoh GR1, pero tenía algo de miedo por lo que había leído en muchos sitios web: son frágiles, no pueden repararse (o al menos , no es fácil y barato), y tenía miedo de gastar más de 600 € que podría invertir en películas y productos químicos en lugar de un futuro pisapapeles. Entonces fue cuando decidí buscar una alternativa.

Soy un “fotógrafo DE la calle” (similar a los tan en boga “fotógrafos callejeros” o “streetphotographers”, pero eso es para otro día), vivo de Barcelona, ​​España, y fotografío MUCHO a diario. Aunque tengo una pequeña colección de cámaras de diferentes tamaños y formatos, incluidos Leica y Rolleiflex, personalmente soy fanático de las cámaras compactas de película formato 135 con gran angular , y encajan perfectamente en el trabajo que realizo: disparar en las calles, deambular sin molestar o ser visto, ir ligero, acercarse …

En mis búsquedas me he encontrado con las “hermanas menores” de la serie Ricoh GR1, la Ricoh R1 (revisada recientemente por Emulsive y una opción muy prometedora para mí)….y un modelo muy, muy interesante: la Ricoh GR10

La Estrella Discreta

Algunos artículos en Internet son muy consistentes en que la Ricoh GR10 es una cámara de tipo “gema oculta, hermano olvidado”. Mientras que las cámaras de la serie R1 fueron el “ADN prototipo” para la serie de cámaras GR y modelos muy fáciles de usar con algunas características interesantes, la Ricoh GR10 parece más una Ricoh GR1 algo recortada, una cámara dirigida al consumidor / aficionado más exigente sin llegar al nivel de profesional, o en mi opinión, una segunda cámara de repuesto para usuarios hardcore de las Ricoh GR1.

Sobre el papel, se veía genial. Algunas de las especificaciones técnicas marcaron muchas casillas de requisitos en mi lista personal para una futura cámara. ¿Recuerdas aquel personaje que sale en algunas películas o series de acción que estaba siempre en silencio, siempre detrás de todos, simplemente a lo suyo, sin llamar la atención … pero cuando se trataba de ir a por faena era uno de los miembros más letales y peligrosos del equipo? (pero no tan fuerte como la estrella principal, por supuesto)

Bueno, imaginemos a la Ricoh GR10 como alguien así. Veamos qué nos ofrece en general de características, de forma resumida, (lo que está marcado en cursiva está según la web de CameraPedia). Si quieres ver un resumen de los pros y los contras, salta directamente al final. Si por contra te gusta leer como a mi, sigue adelante 😉

  • LANZAMIENTO: Abril de 1998. Un año después del modelo profesional GR1.
  • COLORES: Negro (mi favorito) o plata de aluminio (se parece más a una “cámara de abuela”, pero eso puede ser útil por temas de discreción … y son más baratas).
  • ÓPTICA: “Lente Ricoh GR 28 mm F / 2.8 con 7 elementos en 4 grupos“. Muy probablemente las mismas lentes con revestimiento que la versión GR1s / v, la cual es bastante difícil hacer que haga destellos (“flaring”), al menos, en mi experiencia.
  • ENFOQUE: “enfoque automático pasivo de 3 puntos; sin luz de ayuda del autofoco“. También tiene una función de “Snap Focus oculto”, más sobre eso en breve.
  • VELOCIDADES DEL OBTURADOR: “Modo programado Aprox. 2 a 1/500 segundos“.
  • VISOR: “Visor inverso de galileo con líneas de encuadre iluminadas, confirmación de 3 puntos de AF, indicador de distancia, líneas de paralaje“. Tal vez lo más “regulero” para mí, al menos en mi ejemplar, las líneas de encuadre se ven muy poco a veces, pero bueno, es un 28 mm. Solo apunta y deja que la óptica haga la magia.
  • ACABADO DEL CUERPO: La construcción es diferente a la serie GR1s/v, parece aluminio, pero no estoy seguro. Algunas fuentes dicen que es magnesio también pero por el tacto no lo parece.
  • PRE-BOBINADO DE LA PELÍCULA: Algo característico de las cámaras Ricoh. La película se avanza totalmente en el cuerpo al cargarla y se va introduciendo en el carrete por cada fotograma disparado. El contador de película comienza con el número de fotogramas disponibles y baja a cero. Esto puede salvar las fotos que lleves realizadas si algo sale mal o se abre la tapa de la cámara. Presiona dos veces el botón de rebobinado para dejar una punta de película por fuera para usar en otra cámara. Además, la misma te proporciona matemáticamente un fotograma adicional SIEMPRE (con 36 exposiciones de película tendrás 37 fotos clavadas. Con 24 exposiciones de película tendrás 25), por lo que las hojas de contacto siempre se verán iguales, excepto si sacas la película.
  • NO es compatible con los filtros / parasoles de la serie GR1. La lente no tiene la montura para colocar accesorios. Si planeas reutilizarlos con este modelo, probablemente te vas a llevar un pequeño chasco.
  • El LCD no está retroiluminado. Al igual que la primera cámara GR1, la pantalla LCD NO se ilumina.
  • Según algunas personas con las que he hablado (pero NO CONFIRMADO, cuidado), el motor de la película y la lente parece ser más fiable y se rompe menos que la serie GR1, en mi opinión, esto es quizás porque se han usado mucho menos que sus hermanas mayores … o no son tan complicados como los de la GR1, quién sabe. De cualquier manera, si se rompen (lo harán, son cámaras compactas de película, recordad), no duele tanto como un GR1v y es más barata reemplazarla.

Algunas mejoras sobre la serie GR1 son:

  • TODOS los modelos tienen la función Fecha (recuerda deshabilitarla si no te gusta. Personalmente a mi me encanta esta función). No hay versiones de “fecha / sin fecha”, como la serie GR1. Además tiene una batería CR123. Más disparos por carga, con y sin flash.
  • Más ligera debido a los diferentes materiales de construcción usados.
  • Sin ocular “mierdero”. En la serie GR1 se rompe el ocular de plástico, pero si usas gafas como yo, ten en cuenta que PUEDE rayarte los cristales si no tienes cuidado. Pero al menos, es un metal sólido que no se desmorona.
  • Control remoto IR para disparar con trípode. Muy útil si deseas hacer un poco de paisaje o exposición prolongada con el modo “T” (donde la cámara simplemente mantiene el obturador abierto y solo se cierra cuando lo presiona nuevamente).
  • Operación del motor más silenciosa. No es broma, puedo disparar en las calles sin preocuparme del ruido de los motores de arrastre. Tampoco es completamente silencioso, pero es lo suficientemente discreto para disparar muy cerca y no advertir a las personas, y al obturador, en lugar de hacer un extraño sonido “KGRRR” como el GR1 serie, hace un agradable “tic!”. ¿Quizás son las cualidades de resonancia del cuerpo de metal?

Y lo mejor de todo: en este momento (a finales de 2019), la GR10 se puede encontrar por entre 200 € (gangas raras como la que adquirí) y 380 € (en Japón, sin impuestos internacionales y condición TOP MINT con papeles y cajas).


Mucho más barata que la serie GR1 “pro”. ¡Solo espero que este artículo no aumente el precio de estas pequeñas gemas!

[Nota de EMULSIVE: demasiado tarde]

Al fin en mis manos

Tuve la suerte de comprar una ganga de GR10 completa de un amigo en un conocido foro de fotografía español por solo 200 €. Una vez en mis manos, cargué un rollo de ILFORD HP5 PLUS a 400 ISO, y el segundo carrete lo forcé a 3200 (rascando el código DX y engañando al lector en la cámara).

Y los resultados…bueno, simplemente mira los primeros carretes de prueba que hice:

¿Qué tal un poco de color? Bueno, no estoy muy puesto en dicho tema, o en calidad técnica del mismo. De hecho, al principio solo compraba película tipo Fujicolor C200 y la pasaba a blanco y negro (dejé de hacerlo una vez que comencé a revelar en casa, por cierto) pero aquí están, algunas muestras también de película a color, y con un un poco de bokeh también, porqué no 🙂

En comparación con la serie Ricoh GR1

Recientemente pude ahorrar algo de dinero para comprar una cámara GR1 “DATE”. Solo quería probarla, incluso si era arriesgado y costoso. Finalmente encontré una “ganga” por 470 €, gastos de envío incluidos, y caí en la tentación. La cámara la uso actualmente de la misma forma que la Ricoh GR10. Me encantan las dos.

La Ricoh GR1 parece una cámara más “profesional”, reacciona más rápidamente, especialmente el botón AF y el obturador, que funciona perfectamente en la mayoría de las situaciones y bastante rápido. Por otro lado, el botón del obturador de la Ricoh GR10 se vuelve algo difícil de accionar con el tiempo, y su rendimiento AF … seamos honestos: al menos específicamente en la que tengo yo, es malo con avaricia con poca luz o media, tal vez porque no tiene luz de ayuda de AF.

Para una buena respuesta del AF, EXIGE estar en un lugar soleado al aire libre o en sitios que cuentes con una fuente de luz bien potente. Por supuesto, con una lente gran angular hay muchas posibilidades de que entre el foco porque tiene mucha profundidad de campo, pero si necesitas una precisión absoluta, ten cuidado y usa el enfoque central…y ármate de paciencia.

A veces incluso trato de enfocar y recomponer la toma, pero debido que el botón se nota “blando”, cuando presiono, la lente se retrae como si dejara de enfocar, así que tengo que presionar más fuerte pero con cuidado de no pulsar demasiado a fondo y disparar. Necesitarás habilidad y paciencia, pero es posible hacerlo, si el ejemplar que tienes presenta este problema.

La Ricoh GR1 también tiene el famoso “Modo Snap” de Ricoh, que se enfoca a una distancia fija (2m o 2.5m, creo …) y simplemente dispara sin retardo alguno. Perfecto para disparar en la calle con película de alta sensibilidad. La Ricoh GR10 aparentemente no tiene esta característica, pero al igual que la serie GR1, lo TIENE, solo que con otro nombre y algo oculto. Se llama “modo de enfoque fijo” y se encuentra en todas las cámaras de película GR.

Para activarlo, tanto en la serie GR1 como en la GR10, simplemente coloca el modo de la cámara en enfoque central (presionando una vez el botón “Modo”), enfoca manteniendo presionado a la mitad el botón del obturador en un objeto a una distancia concreta (preferiblemente 2m aprox.) Mantén presionando el botón del obturador sin soltarlo y deja apretado el botón “Modo”, y espera a que el indicador central de la pantalla LCD parpadee (si la pantalla de la cámara no funciona correctamente, espera unos 3 segundos más o menos), y luego suelta primero el botón “Modo” y luego el botón del obturador .

La distancia de enfoque se fijará a ESA distancia y puede disparar como si de un arma automática se tratase, sin preocupaciones ni complicaciones. Parece más complejo de lo que realmente es, pero es muy simple y va genial. Además, puedes fijar la distancia de preenfoque más cerca o más lejos.

La exposición se ve perfecta en ambas cámaras, y me cuesta mucho diferenciar en qué cámara disparé tal o cual carrete, ya que se ven idénticas (las catalogué exhaustivamente con metadatos, notas en hojas de películas, nombres de archivos escaneados, etc. para poder distinguirlas realmente), y eso es porque son la misma óptica, la “GR Lens 28mm”. Con película en blanco y negro SIEMPRE tengo buenos resultados. Con la película en color tengo un buen rango dinámico y, dependiendo del combo de película / escáner, los colores son bastante buenos. Necesito probar Kodak Portra 160 o Fuji Provia / Velvia con un escáner Fujifilm Frontier. Pero estoy seguro de que los resultados serán, al menos, lo suficientemente buenos.

Aquí dejo algunas fotos realizadas con ambas cámaras mezcladas, para corroborar lo dicho…

La Ricoh GR1 recuerda la configuración si la apaga (pero se olvidará si cambia la película. ¿Por qué? No sé …). Sin embargo, y tal vez son mis temores de los artículos que he leído, pero a veces siento que es más “frágil”, y cuesta mucho más de lo que debería debido a los aumentos de precios reales en el mercado de cámaras de película compacta.

La interpretación del objetivo, como se dijo anteriormente, es … bueno, igual para ambas cámaras. No puedes decir fácilmente qué cámara se usó, excepto si haces trampa como yo y escribes la cámara utilizada en el cartucho de película 🙂

Conclusión: Pros y Contras

Entonces, ¿cómo se compara la GR10 con sus hermanas mayores y más profesionales?

En mi muy sincera opinión personal, NO necesitas una cámara Ricoh serie GR1 para hacer fotografía callejera o lo que necesites. Realmente puedes hacerlo con CUALQUIER tipo de cámara, esa es mi idea principal, que la cámara no importa después de todo. Pero estamos hablando de cámaras que fueron diseñadas específicamente para este tipo de fotografía y son más cómodas de usar que una cámara desechable Kodak / ILFORD barata, o una cámara de gran formato, claro.

Mi conclusión final es que si tienes una Ricoh GR10, estás ansiando una Ricoh serie GR1 / s / v y estás cómodo con ella, puedes estar tranquilo, NO te estás perdiendo nada, y cualquier función exclusiva que tenga la Ricoh GR1 puede ser traducida y replicada en la Ricoh GR10, excepto recordar la configuración una vez que se apaga.

Pero pagar como poco 200 € adicionales (si tienes suerte) por estas características es una locura en este momento. Y para forzar la película simplemente piratea el código DX y ahórrate los 400/600 euros que cuesta de más una GR1v y compra unos cuantos carretes … o un juego de ampliadoras / impresoras profesionales, o un buen escáner: algo útil, en definitiva.

Con la GR10, tienes una cámara muy capaz, que puede hacer todo lo que la serie GR1 hace, e incluso puede llegar a ser igual de buena con la calidad de imagen si usamos película profesional de color / diapositiva gracias a la lente que tiene. ¡Incluso tiene algunos de los mismos defectos de la serie GR1 profesional, como esas pantallas LCD muertas o las líneas de encuadre en el visor, que ganas dioptrías intentando verlas cuando comienzan a desaparecer! 😉

Si eres un fotógrafo callejero, un fanático de Daido Moriyama o uno de los muchos 日本 の 写真 家 (fotógrafos japoneses) que trabajan la streetphoto sin descanso, esta cámara puede ser la adecuada para ti sin que te cueste un riñón y parte de un pulmón.

¡Y eso es todo lo que necesitas saber al respecto! Espero que te haya gustado conocer a esta pequeña, la considerada “medianeja” entre la R1 barata (que vale como una cámara Ricoh de saldo) y la serie profesional GR1.

¡Gracias por leer!

Ricoh GR10

8.8

Diseño

9.0/10

Construcción

8.0/10

Facilidad de Uso

9.0/10

Precio

9.0/10

Pros

  • La misma lente GR que la serie 1 / s / v
  • Modo de enfoque rápido
  • Motor silencioso
  • Relación calidad - precio respecto a la GR1.

Cons

  • Mismas desventajas de la serie GR1
  • Sensación "más barata" que la GR1
  • El botón del obturador empeora con el uso.
  • Mal enfoque automático
  • Muerte de la pantalla LCD (seguro)

Newsletter

Ingrese su dirección de correo electrónico a continuación para suscribirse a nuestro boletín. Le haremos llegar las últimas novedades.

2 comentarios

  1. Muy buen artículo, muy completo y buenas fotos. He flipado con el blog. Alegría de ver que se hagan cosas así en castellano. Enhorabuena.

Opina

A %d blogueros les gusta esto: