Olympus Trip 35

Fotografía de Dima Fedorov en Unsplash

Historia

 

La Olympus Trip 35 se empezó a fabricar en 1968, su producción continuó durante los siguientes 15 años en los que fueron vendidas más de 10.000.000 de unidades según datos de la propia Olympus.


Sin duda estamos delante de una cámara nacida para formar parte de la historia, con cualidades peculiares entre las que destaca un objetivo excelente. Pero.. hay más cosas que la hacen encantadora y bajo mi criterio genial, te las comento a continuación. 

Valoración Personal

Porque una Olympus Trip 35

Buscaba un día información sobre cámaras con telémetro por internet y no se muy bien por que apareció esta pequeña cámara en la búsqueda ya que no es una cámara con telémetro al uso, pero lo cierto es que después de la lectura de una reseña me llamó mucho la atención.

Por entonces ya salía con un grupo de personas a realizar lo que se conoce como Street Photography, y pensé que sería una cámara útil para eso, por su pequeño tamaño y por su curioso sistema de enfoque por zonas.

Tras unos días buscando por la red encontré una unidad en aparente buen estado a través de wallapop. Fuí a verla en la misma província donde vivo y la adquirí , pagué por ella 14€. Como lo llaman en inglés? Un bargain? Seguro.

En las manos

Una vez en mis manos tuve la sensación es de que era una cámara de broma, más pequeña de lo que aparenta en las imágenes que ves por la red! Bueno.. va a todos sitios en un bolsillo acabas pensando.. También es muy liviana, aunque sólida.. No sé, es una mezcla entre, vaya, esta cámara es de juguete! pero parece bien fabricada.. Vamos a ver que ofrece!

 

Olympus Trip 35
Olympus Trip 35 © Shooters.es

La Lente

La lente que incorpora la Trip 35 es uno de los activos de esta pequeña, es sorprendentemente nítida y representa imágenes de alta calidad cuando el motivo se encuentra bien enfocado. La distancia focal es de 40mm y su apertura máxima es a f / 2.8, su diseño óptico es de cuatro elementos en tres grupos. 

Alrededor de la lente puedes observar pequeñas celdas de selenio que parecen un embellecedor, son las encargadas de medir la luz y lo hacen de forma extraordinaria, cabe destacar que no necesitan de fuente de energía finita ya que se valen de la luz solar. Otra genialidad más en el diseño de esta cámara.. No obstante hay que ser cuidadoso y debe ponerse la tapa al objetivo siempre que no se la este utilizando, esto es para evitar el agotamiento de las celdas de selenio con la consecuente pérdida de medición de luz y funcionalidad de la Trip 35.

 

Zuiko 40mm 2.8 © Shooters.es

El Visor

Cuando pones el ojo enfrente de esa ventanita observas que su visor es sorprendentemente claro, también es muy sencillo, cuenta con marcas de paralelaje de color blanco donde situar el motivo para encuadrarlo. Me gusta que se pueda ver parte de la escena fuera de las marcas, como a través el visor de mi Leica M2 cuando monto un 50mm, por alguna razón me divierte y me ayuda a situarme mejor en la composición.

Visor de la Olympus Trip 35 © Shooters.es

A través del visor esta cámara también nos avisa de una mala condición para la exposición, lo hace mediante una divertida lengueta de color rojo que emerge desde abajo hacia arriba y que nos indica que no hay suficiente luz. Cuando esto ocurre la cámara deja de obturar. Esto solo sucede con el anillo del diafragma en modo automático, y nos viene a decir que es la hora de pasar a seleccionar las aperturas de modo manual y a utilizar un flash. Un punto genial.

A los mandos

Como comentaba anteriormente es una cámara pequeña y así se siente y se maneja, puedo llevarla cobijada en la palma de una de mis manos mientras paseo, no la verás si no la enseño. En consecuéncia, poquitas cosas que ver a los mandos, aunque bien situadas y funcionales.

Observando su parte superior izquierda vemos el mecanismo de rebobinado de la película, en el centro una zapata para flash, y a la derecha el botón de disparo. Debajo del botón de disparo podemos saber el número de serie que identifica a la unidad y más a la derecha el chivato que nos señala el número de exposiciones realizadas.

Olympus Trip 35
Parte superior de la Trip 35 © Shooters.es

En la parte frontal es donde se encuentra el verdadero cuadro de mando de esta cámara y está integrado en uno de sus principales activos, el objetivo Zuiko de 40mm con apertura máxima a f/2,8. 

En la parte superior de la lente hay una muesca, a su lado escrito ASA. Moviendo a izquierda y a derecha la parte cromada cambias de posición el anillo que indica la sensibilidad, en la muesca tienes un chivato que te la recuerda. El rango de sensibilidad ASA va de 25 a 400. Se debe tener cuidado y mirar el chivato de vez en cuando, es fácil que la rueda se mueva sin que te des cuenta y cambies por error la sensibilidad al guardar o manipular la cámara.

Olympus Trip 35
Cuadro de mandos de la Trip 35 © Shooters.es

A continuación hay grabadas 4 figuras, son las posiciones de enfoque disponibles en la cámara. Si, así es, en el caso de esta pequeña cámara no existe un barril para graduar la distancia de enfoque sino que se utiliza la hiperfocal para esta tarea. Una genialidad más, que la hace práctica y diferente.

Los rangos de enfoque según figura seleccionada son los siguientes:

  • Figura de una persona: Desde 1 metro  hasta 1,2 metros.
  • Figuras con dos personas : Desde 1,5 metros hasta 2 metros.
  • Figuras de tres personas: Desde 2 metros a 6 metros.
  • Figura con montañas: Desde 6 metros a infinito.

En este sitio web, Lewis Collard lo explica con precisión matemática para los más perfeccionistas. 

Finalmente tenemos el anillo con el que situamos la apertura de la lente en modo automático o manual. Lo recomendable es dejarla trabajar en automático, la cámara mide muy bien la luz con su celda de selenio, es brillante en esto, y en función de las condiciones elige la apertura y la velocidad más adecuadas. Las dos únicas velocidades en las que trabaja el obturador de la Trip 35 son 1/40 y 1/200.

Cuando la luz es pobre y la Trip 35 te saca la lengua, ha llegado el momento de quitar el anillo de la posición auto y elegir cual es la apertura que te conviene para disparar con el flash, la velocidad de sincronización con el mismo es a 1/40 y la cámara la selecciona de forma predeterminada al salir del modo auto.  

Parte trasera de la Olympus Trip 35 © Shooters.es

La Trip vista por detrás nos enseña el visor del que ya hemos visto sus particularidades, y una rueda dentada a su derecha que sirve para avanzar la película tras realizar una obturación.

La parte cubierta con la piel de color negra corresponde enteramente a la puerta por la que se accede para poner la película. Esta puerta trasera se abre con una pestaña situada en la esquina derecha inferior  de la cámara.

Parte inferior de la Trip 35 © Shooters.es

Nos queda mirar la base de esta pequeña, a la izquierda y debajo de la marca que indica su origen hay un botón de color negro que debe presionarse antes de iniciar el rebobinado de la película. En el centro una rosca para el trípode y a la derecha se observa la palanca que abre la puerta trasera.

Facilidad de Uso

La Olympus Trip 35 es una cámara todo terreno, práctica, y con un tamaño adecuado para irte con ella de vacaciones, salir con la familia, o para dar una vuelta por tu ciudad y practicar fotografía de calle

La curva de aprendizaje con el sistema de enfoque puede ser el principal handicap para alguien que la utiliza por primera vez, yo recomiendo ponerse manos a la obra y superar el pequeño reto que eso supone, es seguro que los beneficios que te esperan son tan buenos como la satisfacción de lograrlo. La nitidez del zuiko de 40mm no dejará de sorprenderte, y la calidad de imagen lograda te va a parecer a la altura de lentes de presupuestos muy altos, eso te va a reconfortar te lo aseguro.

A mi esta cámara me gusta especialmente para salir a hacer fotografía de calle, la guardo en la palma de mi mano y pasa desapercibida hasta el momento del disparo. Enfocas por zonas, así que una vez te has acostumbrado a medir con cierta solvencia los metros a ojo, la realización del tiro no va más allá de levantar el brazo, encuadrar y disparar y volver a bajar el brazo..  Eléctrico! tan rápido que a veces no parece que ocurra.

Para esta disciplina en concreto recomiendo película de alta sensibilidad (yo suelo ir a ASA 400) y así aseguras una velocidad de disparo alta, cabe recordar que solo cuenta con dos velocidades, a 1/40 y 1/200.

También es necesario acordarse de llevar la tapa del objetivo puesta si no queremos agotar las celdas de selenio, esta circunstancia puede condicionar bastante en la fotografía de calle que exige rapidez de reacción por parte del fotógrafo. Es este un handicap que exige superar una segunda curva de aprendizaje para el manejo, debido al visor tipo telémetro no te das cuenta de que la llevas puesta y es fácil que muchos disparos se realicen sin quitarla y acabes contando varios fotogramas negros tras el revelado.

En resumen la Olympus Trip 35 es una cámara rápida en la calle, pero que exige anticipación y una atención continúa del fotógrafo, a cambio su lente de 40mm te dará alegrías constantemente, tanto por sus 40mm de focal como por su calidad de imagen y nitidez, si esto último te parece muy importante.

Algunas imágenes realizadas con esta pequeña:

Algunos enlaces de interés: 

https://lewiscollard.com/cameras/olympus-trip-35/

https://www.kenrockwell.com/olympus/trip-35.htm

https://olympustrip35repair.wordpress.com/

Gracias por leer!

Olympus Trip 35

8.9

Diseño

8.5/10

Construcción

8.5/10

Facilidad de Uso

9.0/10

Precio

9.5/10

Pros

  • Óptica excelente
  • Medición de luz excelente
  • Tamaño y peso contenidos
  • Enfoque por zonas
  • Construcción

Cons

  • Sin el selenio la cámara solo dispara a 1/40

Opina

A %d blogueros les gusta esto: