Shooters - Leica M2

Leica M2

La Leica M2 es bonita, muy bonita, es la primera cosa que se te viene a la cabeza cuando la ves, sabes que estás delante de una cámara como no has visto antes

Leica M2

Historia

Mucho se ha hablado y escrito sobre esta mítica cámara, así que en esta reseña me voy a centrar en describir mis sensaciones personales, y las conclusiones que extraigo sobre esta cámara después de algunos meses de manejo.

Podéis encontrar detalles técnicos e información histórica por toda la red, así que en lo que a esa información se refiere, os facilito algunos enlaces que he podido recopilar y que me parecen interesantes:

Leica M2
Mi unidad, fue fabricada en 1960.

Valoración Personal 

Porque una Leica M2?

Por casualidad, tengo que admitirlo, antes de comprar esta cámara era dueño de una Leica IIIB, una preciosa cámara diseñada por Oscar Barnack que compré meses antes. Fue mi primera experiencia con una cámara con telémetro, venía junto a una lente Summicron ltm de 5cm con la que nunca estuve cómodo, así que me compré un summaron de 3,5cm.

Tras un tiempo con ella tuve claras dos necesidades personales para fotografiar con una cámara de telémetro, un visor más amplio y una lente angular. Esto marcó mis preferencias a la hora de buscar mi siguiente cámara, debía ser una cámara Leica de la serie M y tener marco para 35mm, no me gustaba la idea de un visor externo.

Después de informarme debidamente establecí criterios para la elección, debía existir un equilibrio entre modelos deseados y la inversión a realizar, cosa que me hizo pensar en las cámaras Leica M5 y Leica M2. Con esto en la cabeza me dirigí a una conocida tienda de fotografía en Barcelona, para hacer realidad todo lo planeado.

La Leica M5 era mi favorita en primera instancia, por ser la oveja negra de la serie M y por lo bien que había sido diseñada según decían los mismos ingenieros de Leica. También pesaba la fama de disponer de un buen sistema de  exposición (todo y que eso ya era pantalla pasada, me manejo bien exponiendo con la regla sunny 16).

Todo parecía decidido, pero ocurrió una cosa, cuando pedí ver la Leica M5 para evaluar su estado resultó que no la tenían en stock, asi que, tras el desencanto unos momentos de duda.. Oye, ya había llegado hasta allí, así que le pregunté al vendedor, tenéis alguna Leica M2? me gustaría verla..

En las manos


La Leica M2 es bonita, muy bonita, es la primera cosa que se te viene a la cabeza cuando la ves, sabes que estás delante de una cámara como no has visto antes, incluso tras haber visto cientos de fotografías previamente. Constaté esta primera idea más tarde, a través de las miradas de algunos amigos y conocidos cuando pude presentarla en sociedad. Alguna vez me han abordado personas desconocidas que se aprecia que no la conocen, y a las que les asombra su belleza. Y te lo dicen sin ningún pudor, sin más interés.

Después la coges, la primera sensación es de robustez, si, es ligera y pequeña, pero transmite la sensación de aquellas cosas que se saben bien construidas. Se adapta bien a las manos, tiene su peso justo. También transmite la sensación de que tienes una gran responsabilidad, de repente la mimas y vas con cuidado para evitar un accidente.

El Visor

Vengo de una Leica IIIB con una lente de 5cm, así que cuando puse el ojo en el visor de la M2 tuve la constatación de que era exactamente lo que buscaba, un visor amplio y luminoso. Perfecto para ir con mi lente de 3,5cm.

Dispone de una magnificación de 0.72x implementada por primera vez en este modelo, y que ha sido utilizada posteriormente en todos los modelos de Leica hasta la fecha. 

En el caso de mi unidad el parche del telémetro se ve perfectamente contrastado, y me emociona cuando pienso en la calidad de su construcción (pese a no ser la mejor de la serie M), han pasado 60 años..

Este visor tiene líneas de marco únicas para lentes de 35mm, de 50mm, y de 90mm. Me hace gracia cuando utilizo el marco de 50mm, ya que puedo ver que dejo fuera del plano mientras realizo el encuadre, da una perspectiva diferente de la situación, una perspectiva a la que no estaba acostumbrado con otras cámaras. 

A los mandos

Un atributo a destacar por mi? la sencillez, ya lo conocía por mi Leica IIIB, hereda la sencillez de las Barnack con mandos accesibles y sin distracciones, personalmente me gusta que mantenga la rosca manual para rebobinar la película (lado izquierdo en la siguiente imagen).

Leica M2

Al lado derecho, una rueda con las velocidades, una rueda como chivato de las obturaciones realizadas, y una palanca de arrastre, sobre ella el obturador. En el centro la zapata para el flash.

Las conexiones para el flash se encuentran en la parte posterior. También hay una puerta que facilita la introducción y extracción de la película, sobre la misma puede verse un chivato para recordar el ASA de la película que se utiliza.

En la parte delantera izquierda, palanca para desbloquear el rebobinado de la película y al lado del objetivo, botón para desbloquear el mismo y facilitar la extracción o el cambio.

A la derecha una palanca que permite cambiar los marcos de forma manual.

Eso es todo amigos, crees que puedes distraerte mucho a la hora de salir a fotografiar? No verdad? Pues eso quería yo.

Facilidad de uso

Es obvio, no hay mucho que aprender para manejarse con ella en la acción, como he escrito anteriormente tiene el peso justo, no te cansas con ella a la par que la sientes constantemente, mis manos se adaptan perfectamente al cuerpo y me encanta el tacto de la vulcanita, tiene buen agarre (Suelo utilizarla para fotografía social y familia, la llevo en una mano, no me gusta colgarla al cuello).

El visor con esa magnificación es para mi una de sus mayores virtudes, montando un objetivo angular y enfocando en hiperfocal permite entrar de lleno en la acción, dispones de una visión clara y una capacidad de reacción para realizar el disparo muy alta.

Las limitaciones están en la luz disponible, y en la distáncia mínima de enfoque, en ocasiones ámbas van juntas de la mano. Se trata de interiorizar bien algunas reglas básicas, y de conocer bien que puedes hacer con tu cámara.

El botón de disparo es firme, depositas el dedo sobre el y aguanta el peso sin titubeos, después reacciona rápido a la presión, click, nunca he tenido la sensación de desplazar la cámara hacia abajo al presionarlo. Es un sonido seco y mecánico, nada estridente con lo que no suele llamar la atención ni molestar.

Después la palanca de arrastre se acciona facil, transmite solidez, de un golpe desplaza la cortinilla, y despues vuelve a su lugar con un sonido dentado metálico, pura música, sugiere precisión. Ya estás preparado para la siguiente fotografía.

Porque es de eso de lo que se trata, de centrarte en cual quieres que sea tu próxima fotografía. Ya sea para escenas de acción moderada o de una forma más estática me parece una cámara adecuada para un tipo de fotografía general, la que puedes ser capaz de hacer en tu día a día. Este es el motivo por el que es mi cámara habitual, por que me centro mucho en todo eso.

Después hay una consideración al margen, quizás la que me fascina, han pasado 60 años desde su fabricación y salvo un ligero ajuste en la tensión de una cortinilla, no me ha fallado nunca. Reminiscéncias de otros tiempos, de otra mentalidad, todavía vivas en mis manos.

Te ha gustado esta Reseña?

Colabora con nosotros

Leica M2

9.6

Diseño

10.0/10

Construcción

9.9/10

Facilidad de Uso

9.5/10

Precio

9.0/10

Pros

  • Sencillez de Uso
  • Visor ámplio y luminoso
  • Mecánica de precisión
  • Diseño atemporal

Cons

  • No le veo, supongo que años atrás estaría perdido sin fotómetro.

Newsletter

Ingrese su dirección de correo electrónico a continuación para suscribirse a nuestro boletín. Le haremos llegar las últimas novedades.

Opina