Shooters

Shooters

En Shooters escribimos contenidos relacionados con la fotografía analógica. Reseñas, tutoriales, artículos de opinión basados en la experiencia propia del autor. La Leica M2 es bonita, muy bonita, es la primera cosa que se te viene a la cabeza cuando la ves, sabes que estás delante de una cámara como no has visto antes, incluso tras haber visto cientos de fotografías previamente. Constaté esta primera idea más tarde, a través de las miradas de algunos amigos y conocidos cuando pude presentarla en sociedad. Alguna vez me han abordado personas desconocidas que se aprecia que no la conocen, y a las que les asombra su belleza. Y te lo dicen sin ningún pudor, sin más interés. Después la coges, la primera sensación es de robustez, si, es ligera y pequeña, pero transmite la sensación de aquellas cosas que se saben bien construidas. Se adapta bien a las manos, tiene su peso justo. También transmite la sensación de que tienes una gran responsabilidad, de repente la mimas y vas con cuidado para evitar un accidente.Vengo de una Leica IIIB con una lente de 5cm, así que cuando puse el ojo en el visor de la M2 tuve la constatación de que era exactamente lo que buscaba, un visor amplio y luminoso. Perfecto para ir con mi lente de 3,5cm. Dispone de una magnificación de 0.72x implementada por primera vez en este modelo, y que ha sido utilizada posteriormente en todos los modelos de Leica hasta la fecha. En el caso de mi unidad el parche del telémetro se ve perfectamente contrastado, y me emociona cuando pienso en la calidad de su construcción (pese a no ser la mejor de la serie M), han pasado 60 años.. Este visor tiene líneas de marco únicas para lentes de 35mm, de 50mm, y de 90mm. Me hace gracia cuando utilizo el marco de 50mm, ya que puedo ver que dejo fuera del plano mientras realizo el encuadre, da una perspectiva diferente de la situación, una perspectiva a la que no estaba acostumbrado con otras cámaras. Shooters